Inicio Noticias de la Iglesia Espiritualidad Liturgia Biblia Conoce y defiende tu fe
Historia de la Iglesia Las Vidas de los Santos Lecturas de la Santa Misa María Radio Catedral Libros

PUBLICIDAD

Artículos y Noticias

32 abortos por cada 1000 mujeres

Iberoamérica encabeza la lista de regiones del mundo con mayor tasa de abortos por mujer según la OMS


 
Expertos de la Organización Mundial de la Salud y del Instituto Guttmacher, que investiga la salud sexual y reproductiva, han advertido de que se ha estabilizado la tendencia de descenso en el número de abortos. Entre 1995 y 2003, la tasa de abortos por cada 1.000 mujeres en edad de procrear en todo el mundo descendió de 35 a 29. En 2008 el índice mundial de abortos fue de 28 por 1.000 mujeres, prácticamente igual al de 2003. Iberoamérica está a la cabeza en esa funesta estadística.
 

Pese al descenso en la tasa de abortos, hubo 2,2 millones más de abortos en 2008, cuando se realizaron 43,8 millones, que en 2003, cuando la cifra fue de 41,6 millones. Esto se debe al aumento de la población mundial, según los investigadores.

De 2003 a 2008, el número de abortos cayó en 0,6 millones en el mundo desarrollado, pero se incrementó en 2,8 millones en las naciones en desarrollo.
De todas las regiones, Iberoamérica fue la que tuvo más abortos, con 32 por cada 1.000 mujeres en 2008. África y Asia le siguieron de cerca, con 19 y 28 cada 1.000, respectivamente. Las cifras de Norteamérica y Oceanía fueron las más bajas, ubicándose en 19 y 17 de cada 1.000 mujeres en edad reproductiva, respectivamente.

Gilda Sedgh, máxima responsable del estudio, ha apuntado que, mientras que en Europa aproximadamente el 30 por ciento de los embarazos terminaban en aborto, había una tasa bastante más elevada en el este del continente que en el resto de la región. En Europa occidental, hubo 12 abortos por cada 1.000 mujeres en el 2008, mientras que en el Este del continente la cifra se situó en 43.

El estudio insiste en la teoría de relacionar el número de abortos con la facilidad de acceso a los métodos anticonceptivos, a pesar de que se ha constatado en numerosas ocasiones que las campañas a favor de su uso no solo no hacen que baje la cifra de abortos sino todo lo contrario.
PUBLICIDAD