Inicio Noticias de la Iglesia Espiritualidad Liturgia Biblia Conoce y defiende tu fe
Historia de la Iglesia Las Vidas de los Santos Lecturas de la Santa Misa María Radio Catedral Libros

PUBLICIDAD

Artículos y Noticias

Documentos del Concilio Vaticano II

Tras un largo y duro trabajo, se redactaron 16 documentos, cuyo conjunto constituye una toma de conciencia de la situación actual de la Iglesia y define las orientaciones que se imponen.
A su vez, estos documentos están divididos en 4 constituciones, 3 declaraciones y 9 decretos, entre los cuales tenemos:

Constituciones

Las constituciones son los documentos principales y fundamentales porque en ellas se contienen las grandes preposiciones doctrinales, los principios de reforma y renovación y las opciones pastorales. De las cuatro constituciones, dos de ellas son dogmáticas, una pastoral y la otra no recibe ninguna calificación, y estas son:

Dei Verbum (Constitución Dogmática sobre la Divina Revelación)
Lumen Gentium (Constitución Dogmática sobre la Iglesia)
Sacrosanctum Concilium (Constitución sobre la Sagrada Liturgia)
Gaudium et Spes (Constitución Pastoral sobre la Iglesia en el mundo actual)
De todas ellas, la Constitución Dogmática sobre la Iglesia es considerada la espina dorsal del Concilio.

Declaraciones

Las declaraciones son manifestaciones solemnes del Concilio ante la Iglesia y el mundo sobre cuestiones de importancia sobre su misión en el mundo y su relación con las religiones no cristianas, sociedades y estados. Las declaraciones permiten dar a conocer cuál es la postura de la Iglesia para que sus interlocutores sepan autorizadamente a qué atenerse, y se apoyan en la conciencia renovada de la Iglesia sobre su naturaleza y misión, teniendo muy en cuenta la situación histórica actual.

Gravissimum Educationis (Declaración sobre la Educación Cristiana)
Nostra Aetate (Declaración sobre las relaciones de la Iglesia con las Religiones no cristianas)
Dignitatis Humanae (Declaración sobre la libertad religiosa)

Decretos

Los decretos suponen, desarrollan y concretan las constituciones. No son simples aplicaciones disciplinares de la doctrina de las constituciones, sino que ellos mismos contienen elementos doctrinales que prolongan y determinan perspectivas más amplias. Entre ellas tenemos:

Ad Gentes (Decreto sobre la actividad misionera de la Iglesia)
Presbyterorum Ordinis (Decreto sobre el ministerio y vida de los presbíteros)
Apostolicam Actuositatem (Decreto sobre el apostolado de los laicos)
Optatam Totius (Decreto sobre la formación sacerdotal)
Perfectae Caritatis (Decreto sobre la adecuada renovación de la vida religiosa)
Christus Dominus (Decreto sobre el ministerio pastoral de los Obispos)
Unitatis Redintegratio (Decreto sobre el ecumenismo)
Orientalium Ecclesiarum (Decreto sobre las Iglesias orientales católicas)
Inter Mirifica (Decreto sobre los Medios de comunicación social)

Características de los documentos

Una de las características de los documentos del Concilio Vaticano II es su extensión con respecto a los documentos de los concilios anteriores. En extensión es 21 veces más grande que el Concilio Vaticano I, casi 3 veces el Concilio de Trento, y poco más de dos veces que los siete primeros concilios juntos.

Esto se debe a su carácter preeminentemente pastoral, lo cual no se opone a lo doctrinal ni lo rebaja en su verdad. Su finalidad es acercarse de manera comprensible al pueblo de Dios transmitiendo la doctrina intacta y sin atenuaciones, y esto lo logra en ocasiones mediante una forma expositiva densa o distendida, o en otras ocasiones mediante textos teológicos compactos.


Fuente:

Arráiz, José Miguel. Curso Online - Para conocer el Concilio Vaticano II
http://apologeticacatolica.org/Documentos/Concilios/VaticanoII/ParaConocerElCVII.html, 09/07/2013

PUBLICIDAD