Inicio Noticias de la Iglesia Espiritualidad Liturgia Biblia Conoce y defiende tu fe
Historia de la Iglesia Las Vidas de los Santos Lecturas de la Santa Misa María Radio Catedral Libros

PUBLICIDAD

Artículos y Noticias

Pidamos a María la gracia de no huir de la Cruz, exhorta el Papa


VATICANO, 28 Sep. 13 / 11:19 am (ACI/EWTN Noticias).- En su homilía de hoy en la Misa celebrada en la Capilla de la Casa Santa Marta, el Papa Francisco exhortó a los fieles a pedir a la Virgen María “la gracia de no asustarnos y no huir de la Cruz”.

“Cerca de Jesús en la Cruz se encontraba Su madre, Su querida madre. Quizás hoy, en este día en el que le rezamos, sería bueno pedirle no la gracia de llevarse nuestro miedo –que debe venir, el miedo de la Cruz- sino la gracia que necesitamos para no huir de la Cruz por miedo”.

El Santo Padre remarcó que María “estaba ahí, y ella sabe cómo estar cerca de la Cruz”.

Francisco dijo que las palabras de Jesús “el Hijo del Hombre será entregado a manos de los hombres”, resultaron escalofriantes para los discípulos, que esperaban un viaje triunfal.

Estas palabras, dijo, permanecieron para los discípulos “tan misteriosas que no comprendieron su significado”. Para ellos, era “mejor no hablar sobre eso”, era “mejor no entender, que entender la verdad” que Jesús había proclamado.

“Tenían miedo de la Cruz –tenían miedo de la Cruz. Pedro mismo, después de esa confesión solemne en la región de Cesarea de Filipo, cuando Jesús dijo otra vez lo mismo, reprendió al Señor: ‘¡No, Señor! ¡Nunca! ¡No esto!’”.

“Él tenía miedo de la Cruz”, dijo el Papa, pero “no solo los discípulos, sin embargo, no solo Pedro. ¡Jesús mismo tenía miedo de la Cruz!”.

El Papa indicó que Jesús “sabía. Tan grande era el propio miedo de Jesús, que en la noche del jueves sudó sangre. Tan grande era el temor de Jesús que casi dice lo mismo que Pedro, casi: ‘Padre, aparta de mí este caliz. Pero que se haga tu voluntad’. Esta fue la diferencia”.

El Santo Padre señaló que la Cruz causa temor incluso en el trabajo de la evangelización, sin embargo, existe la “regla” de que “el discípulo no es más grande que el Maestro. Existe la regla de que no hay redención sin la efusión de sangre”.

“Quizás pensamos, alguno de nosotros se puede pregunta: ‘¿Y a mí, que me pasará? ¿Cómo será mi cruz?’ No sabemos. No sabemos, pero habrá una”.

Francisco dijo que “debemos rezar por la gracia de no huir de la cruz cuando venga: con miedo, ¡eh!”.

“Esto es verdad. Nos da miedo. Sin embargo, ahí es a donde lleva el seguir a Jesús. Me vienen a la mente las últimas palabras que dijo Jesús a Pedro, en esa coronación pontificia en Tiberiades: ‘¿Me amas? ¡Paz! ¿Me amas? ¡Paz!’… pero las palabras finales fueron estas: ‘¡Te llevarán a donde no quieres ir!. La promesa de la Cruz”, dijo el Papa.





PUBLICIDAD