Inicio Noticias de la Iglesia Espiritualidad Liturgia Biblia Conoce y defiende tu fe
Historia de la Iglesia Las Vidas de los Santos Lecturas de la Santa Misa María Radio Catedral Libros

PUBLICIDAD

Artículos y Noticias

Conozca la historia de Pepe Alonso, uno de los emblemas de EWTN el canal católico más grande del mundo


MIAMI, 15 Oct. 13 / 08:19 am (ACI).- José “Pepe” Alonso es el conductor del programa “Nuestra Fe en Vivo” del canal católico de la Madre Angélica, EWTN. Es uno de los personajes más conocidos y queridos de la televisora que llega actualmente a más de 100 países en todo el mundo.

La periodista mexicana Rosa María Ordaz lo entrevistó para ACI Prensa y en esta nota nos cuenta su interesantísima historia de cercanía -y también de alejamiento en alguna época- de Dios.

ACI Prensa: ¿De dónde es usted?

Pepe Alonso: Soy originario de México DF. Nací en 1941. Tengo casi 30 años fuera de mi país, todavía tengo familia en México. Esa es mi raíz.

ACI Prensa: ¿Dónde estudió periodismo o comunicación?

Pepe Alonso: Toda mi formación pedagógica prácticamente se dio con los Jesuitas en el instituto Patria. Después mi bachillerato lo hice con ellos en España. Posteriormente mi carrera universitaria; Licenciado en Relaciones Industriales en la Universidad Iberoamericana. En aquel tiempo no había carrera de comunicación como ahora; eso llegó más tarde. Yo no busqué los medios en mi vida; Dios me puso en este camino

ACI Prensa: ¿Cómo es la familia en la que nació?

Pepe Alonso: Mi familia está formada por 8 hermanos. De todos mis hermanos, yo salí para USA.  Todos viven en la ciudad de México.

ACI Prensa: ¿Dónde se da su transformación espiritual?

Pepe Alonso: Tuve un encuentro con Dios a través de la renovación carismática en el año 1972, con los Misioneros del Espíritu Santo en el Altillo en la ciudad de México. De ahí nació una experiencia e inquietud muy fuerte conmigo y mi esposa de crear una comunidad para formar en la Fe. Posteriormente recibí una invitación en USA, de una gran asociación “La Palabra de Dios” para ir a Michigan eso fue en el año1976. Me invitaron para tener esta experiencia por un año.

Mi esposa mis hijos y yo nos movimos a Michigan por el tiempo indicado; esto se convirtió en los 30 años que actualmente ya tengo en este país. Después de unos meses empezamos a ver en esta ciudad la enorme necesidad espiritual que había del pueblo hispano de cultivarse en la fe. Este grupo de hispanos al saber de mi experiencia con la renovación carismática en México me buscaron.

ACI Prensa ¿En qué otras ciudades de EEUU ha vivido y formado personas?

Pepe Alonso: Poco a poco comenzaron a pedirme ayuda en algunos otros grupos latinos como Chicago y Detroit al ver la enorme necesidad de guiar a nuestro pueblo hispano que se encontraba sin formación en valores cristianos. De ahí nació un ministerio que se llamo “misiones hispanas”. Empezamos a formar a nuestros hermanos.

De aquí se decidió que me quedará definitivamente a vivir en USA a servir a Dios. Desde 1973 sirvo a tiempo completo al Señor. Hemos vivido todos estos años de la providencia del Señor. No dependo de la arquidiócesis sino del ministerio que Dios me ha permitido levantar. Este apostolado es el que me apoya para que pueda servir a mis hermanos hispanos y también en los medios de comunicación: EWTN y Radio Católica Mundial.

ACI Prensa: Por favor, háblenos un poco de su familia, esposa e hijos

Pepe Alonso: Gracias por preguntarme, muchas personas piensan que soy sacerdote. Yo soy casado, acabamos de cumplir 50 años de casados mi esposa Viri, ella es de Asturias, tenemos tres hijos varones y seis nietos varones. Mi esposa dice que cuando ella está en casa, siente como si estuviera en un monasterio de monjes, (en el buen sentido de la palabra, ya que vivimos una espiritualidad y fe intensas en la alegría y respeto por las cosas sagradas) Mis hijos viven en USA y uno de ellos tiene un trabajo parcial con Argentina.

ACI Prensa: Usted ha pasado por conversiones y reconversiones; por favor cuéntenos alguna experiencia especial en estos años como comunicador católico.

Pepe Alonso: Tengo una larga historia: después que me casé; al poco tiempo que me sentí dueño de mi vida, empecé a dejar los sacramentos, a enfriarme en mi fe. A alejarme de un orden y verdad sabia, la del Omnipotente, a llevar una vida desordenada. Pedí el divorcio a mi esposa. Ella me dijo: “no te puedo atar a la pata de la cama”, esto fue como la última telaraña que impidió que yo no me fuera al voladero.

Comencé a llevar una vida bastante desordenada de mucho pecado, es decir transgrediendo valores y autodestruyéndome. Cuando la gente nos ve en la televisión piensa que somos santos, “no, también hemos errado mucho, no todos, pero la mayoría hemos tocado fondo” fue una vida alejada de Dios.

En el año 1972, un día que fui a recoger a mi mamá de un congreso con los Misioneros del Espíritu Santo; ahí, mi encuentro con el Señor fue fulminante, tuve un San Pablazo. San Pablo, me tiro del caballo de mi soberbia.. Aquí fue el punto de mi conversión y mi regreso al Señor. Él, me toco muy fuerte un 20 de septiembre de 1972. Esto marcó el retorno a mi Fe.

Fue un proceso de volver a los sacramentos, de componer mi matrimonio; lo hemos logrado después de tantos años. Yo creo que ese fue el momento de mi llamado. Dios me saco de la fosa (de la oscuridad); me coloco nuevamente en el camino. Yo no sospechaba que él tenía planes para mí, de servirle en la forma en la que lo estoy haciendo. Efectivamente vienen una serie de momentos de reconversiones, transformaciones nadie somos producto terminado.

ACI Prensa ¿En qué momento define su trabajo como evangelizador?

Pepe Alonso: Comienzo mi trabajo como predicador en el año de 1974; el grupo al que pertenecía necesitaban que alguien se hiciera cargo de esta comunidad tiempo completo, ellos  nos invitaron a mi esposa y a mí a dejar mis negocios, yo tenía un negocio muy prospero en el cual ganaba mucho dinero, me pidieron dejarlo para servir al Señor; a cambio ellos se comprometían a apoyarme.

Prácticamente desde entonces mi esposa y un servidor dimos ese paso en fe y desde ese momento hemos vivido, de la providencia de Dios a través de la ayuda de la misión a la cual empezamos a formar; para contestar rápido esta pregunta: puedo decir aquí empieza mi trabajo fuerte en la evangelización.

ACI Prensa: ¿Cómo se da el programa Nuestra Fe en Vivo? ¿Cuál es su origen?

Pepe Alonso: Nunca había hecho televisión, ni radio, nunca lo pensé ni paso por mi mente, mi trabajo era evangelización y formación de predicadores católicos. Un día recibí una llamada de EWTN hace 18 años, la televisora querían hacer unos pequeños programas sobre evangelización, me invitaron para viajar a Birmingham Alabama, para hacer unas series pequeñas, les mencioné que no tenía ninguna experiencia en TV; ellos me dijeron que no importaba, que me iban a indicar como hacerlos.

El tema; sí, era mi especialidad y pensé, pues lo hacemos. Los programas gustaron mucho. Al año siguiente el Papa viajaba a México, por ser mexicano me invitaron con un sacerdote chileno el Padre Hasbun, para ambos hacer la presentación del Santo Padre. Yo les dije “no me siento capacitado para esta encomienda, busquen una persona con experiencia en TV”; pero me contestaron: “eres la persona adecuada, te vamos a capacitar para los detalles que se necesita pulir, para que hagas la presentación del Papa”.

Se hizo el trabajo, creí que ahí terminaba mi labor en TV. A los pocos meses me llaman y me comentan que quieren tener una cita conmigo porque Madre Angélica (fundadora de EWTN) tenía un proyecto en el que ella quería que yo participará. Me fui a Alabama, en un 'lunch' (almuerzo) con el productor, él me dijo que Madre Angélica quería un programa de una hora parecido al de ella y que habían pensado en mí.

Mi primera reacción fue ‘olvídense de mí’. Ellos respondieron piénsalo y nos dices. Regresé a Miami le comenté a mi esposa y a mi comunidad. Los cuales manifestaron que esos proyectos venían de Dios y necesita aceptarlos (asumir la responsabilidad de servirle). Entonces dije; sí. Pregunté cómo se va a llamar el programa, la televisora contestó - no sabemos, ni tampoco cual va a ser el formato, todo está en oración. Al final todos coincidimos que el nombre podría ser “Nuestra Fe en vivo”.

ACI Prensa: ¿Cómo se pensó que debía ser el programa?

Pepe Alonso: Un primero de septiembre hace 18 años nació nuestra Fe en vivo, se proyecto y pensó  por seis meses; con la esperanza de que llegase a funcionar. Hoy vamos para 17 años, hemos tenido más de 600 programas.

El Señor nos ha permitido que por ese estudio de televisión entre los cuales tú ACI Prensa has estado entre mis queridos invitados, han pasado muchas personas de diferentes  ámbitos especialmente del mundo de la iglesia entre ellos: cardenales, obispos, arzobispos, laicos, religiosos, cantantes, evangelizadores, directores de cine, actores, cantantes, escritores, etc.

Poco después nace la radio; Radio Católica Mundial, que se llama en sintonía con Pepe Alonso, en este momento trabajamos en las dos dimensiones, la radio cubre más que la TV. Yo no soy gente de Televisión el Señor me metió en esto, estamos tratando de no fallarle, y hacer lo mejor que podemos.

ACI Prensa: ¿Cuál ha sido su experiencia más significativa como comunicador en EWTN y en relación a los eventos mundiales que ha tenido la oportunidad de presenciar y dar a conocer?

Pepe Alonso: Lo has dicho bien, cada entrevista ha sido una bendición para mi vida personal, porque cado invitado han fortalecido mi fe. No he dado nada, yo he recibido en cada entrevista y en cada evento; como tú lo mencionas, por ejemplo éste último de la Jornada Mundial de la Juventud; para mí fue un evento increíble. Un hombre de 70 años transmitiendo una Jornada Mundial de la Juventud. Yo fui enriquecido por la Jornada.

Quizá el evento que más me impacto, fue la agonía de nuestro Beato Juan Pablo II, el proceso del funeral que transmitimos, después posterior a éste, el cónclave, la elección de los sucesivos Pontífices; creo que esta transición entre estos  grandes hombres, que en cierta forma tuve la dicha de poder transmitirlo por radio y TV. Quizá pueda yo decir que ese ha sido el momento más fuerte en mi trabajo en los medios de comunicación.

Había transmitido varios viajes del Papa Juan Pablo II, Yo lo había relacionado como un gran amigo sin conocerle personalmente, por todos los viajes que te reitero cubrí y transmití. Ver su proceso y la manera tan Santa en que vivió Juan Pablo II. Después la llegada de este otro gran Papa Benedicto, antes Joseph Ratzinger; esta transición de Vicarios de Cristo en mi vida fue uno de los momentos que agradezco profundamente a Dios por haberme permitido vivirlos y ser testigo de la historia de la iglesia Católica.

ACI Prensa: ¿Existe algún personaje que a usted le gustaría, o le hubiera gustado entrevistar y por qué?

Pepe Alonso: Desde luego, al que más me hubiera gustado entrevistar es al Obispo Emérito de Roma, Benedicto XVI, lo he seguido desde que era prefecto de la doctrina de la Fe y su transición hacía el Papado, es un hombre extraordinario. Por supuesto también al actual Papa Francisco. Indiscutiblemente han sido los hombres de Dios para la Iglesia Católica.

Tengo una serie de preguntas que yo les haría, pero más que preguntas, dejarlos que ellos nos cuenten su historia de fe. Ese sería mi más grande trofeo que yo pudiera pedir en este momento.

ACI Prensa: Además de EWTN, ¿para cuáles otros medios usted colabora?

Pepe Alonso: Para EWTN y la estación hermana nuestra otra de las geniales aventuras de Madre Angélica, que se llama Radio Católica Mundial, con la cual transmitimos a millones de personas. También me han pedido colaborar aquí en nuestra Arquidiócesis de Miami en Radio Paz, tenemos un segmento titulado “Ecos de la Iglesia”. Estos son mis tres servicios en los medios de comunicación.

ACI Prensa: ¿Cómo es un día en la vida de Pepe Alonso?

Pepe Alonso: Mi semana es muy variada. Los lunes empiezo a las 3:30 am, salgo muy temprano al aeropuerto para tomar un avión a Atlanta, después tomo otro avión para viajar a EWTN. Realizo uno o dos programas de televisión; a la mañana siguiente me levanto otra vez a las 3:30 am, la misma rutina de avión para regresar a Miami. Lunes y martes son mis días de viaje.

Entre semana; aquí en Miami a las 6:00 de la mañana ya estoy despierto, tengo un oratorio donde mi primer momento comienzo con la liturgia de las horas, mi oración personal, le dedico la primera hora del día al Señor.

Después empiezo mi día regular, desayuno; dedico 3 o 4 horas a la computadora para cosas que tengo que preparar, tengo una página en Facebook que requiere bastante tiempo, colocó todos los días un mensaje del Evangelio y del santoral. Estamos con 30 000 personas a las que ayudamos a orar, a conocer el evangelio del día. Prácticamente dedico la mañana a este trabajo del Facebook.

Por las tardes tengo entrevistas en algunas parroquias; donde prestamos algunos servicios, a nivel de mi ministerio aquí local que se llama Kerigma. Somos formadores, servimos a nivel local, nacional e internacional. Por las tardes visito algún sacerdote que quiere conocer más de nuestro ministerio, al mismo tiempo lo combino con mis programas de radio a las 6:00, regreso a casa; mi esposa y un servidor tratamos de ser lo más disciplinado que podamos en nuestros alimentos.

Por las noches tengo algún evento en alguna parroquia, “noche de alabanza”, o una charla que me piden. La noche está dedicada al servicio. A las 11:00 en punto estoy en cama, apagamos la luz y hasta otro día, básicamente este es un día en mi vida.

ACI Prensa: ¿En qué proyectos nuevos está trabajando actualmente?

Pepe Alonso: La JMJ de Brasil es uno de los eventos que necesitó mucha preparación para su realización, este fue el más inmediato. En los proyectos siguientes está la formación a diversas parroquias donde nos solicitan apoyo en evangelización. Estamos trabajando con un instituto aquí en Miami que se llama South Pastor Instituto. Es un instituto pastoral que sirve a todo el sureste de EE.UU. a 30 Diócesis.

Presentamos nuestro programa de evangelización lo llevaremos a estas diócesis, eso nos va a llevar mucho trabajo de planificación para poder llevar este nuevo mensaje  dentro del contexto en el año de la Fe. Me encantaría regresar a mi país México y llevar este mensaje de formación cristiana a diferentes lugares como lo estamos haciendo aquí en USA.

PUBLICIDAD