Inicio Noticias de la Iglesia Espiritualidad Liturgia Biblia Conoce y defiende tu fe
Historia de la Iglesia Las Vidas de los Santos Lecturas de la Santa Misa María Radio Catedral Libros

PUBLICIDAD

Artículos y Noticias

El gobernador de Guanajuato rechaza el aborto y se dice devoto de Juan Pablo II



Miguel Márquez Márquez
Guanajuato, Gto. 13 jul 2014 (Infocatólica). «En mi administración no verán el aborto, para que se aplique a través de la ley a los guanajuatenses. Por ningún motivo, yo no lo permitiría», declaró el gobernador Miguel Márquez Márquez al semanario católico Gaudium. «Por ningún motivo debemos dejar que se instale el aborto aquí en Guanajuato… ¡por ningún motivo! Y eso lo defenderé siempre, y no tengo la menor duda», ratificó Márquez, quien además de hablar ampliamente de su fe católica, declaró que todos los días se encomienda a Juan Pablo II.

Fue, dijo, «un Papa que supo convivir con todos», tarea que le corresponde también saber hacer en sus funciones de gobernador, afirmó.

La portada de Gaudium número 533 –correspondiente a la semana del 11 al 17 de julio– tiene como encabezado principal «Sí a la vida en el estado de Guanajuato», y debajo el entrecomillado de la declaración central del gobernador guanajuatense: «En mi administración no verán el aborto para que se aplique a través de la ley». En dos amplias entrevistas publicadas en las páginas 8 y 19 del semanario, Miguel Márquez respondió así a preguntas derivadas del reclamo que le hicieron movimientos de ultraderecha por su supuesto aval a la aprobación del aborto que, según afirmaron en diversos posicionamientos públicos, el mandatario habría aceptado al firmar un memorando de colaboración con el Programa de la ONU para el Desarrollo Humano (PNUD).

En realidad, el memorando fue firmado con el propósito de que el PNUD trabajara en un mapeo sobre el ejercicio de los derechos humanos de las mujeres en el estado. Sin embargo, organizaciones como la denominada «Sumando vida» afirmaron que esta colaboración serviría «para instalar el aborto en Guanajuato», por lo que exigieron la rescisión del convenio al gobernador y al PAN.

Lo cierto es que Guanajuato es una de las entidades del país en el que la interrupción del embarazo es legal cuando éste es producto de una violación, de acuerdo con el artículo 163 del Código Penal local. A propósito del tema, Márquez Márquez dijo al semanario de la Archidiócesis leonesa que los medios de comunicación estaban publicando «que el gobernador promueve el aborto» lo cual, agregó, «es una mentira total».

«No lo he hecho, no lo voy a hacer, insisto… no se dejen llevar por esas reflexiones muy ligeras», apuntó. En principio, en la primera entrevista titulada «En mi administración no verán el aborto legislado», el reportero del semanario católico le pregunta sobre «su postura personal e institucional con respecto a la vida», a lo que el gobernador responde: «Yo nunca lo dudaré, y esto es un tema de principios que no están sujetos a la negociación, no están sujetos indudablemente a la moda, ni jamás estarán en venta. Y el derecho a la vida es un derecho inalienable del ser humano. Obviamente como católico siempre lo he defendido y lo defenderé».

Luego, Márquez refiere que tiene muy claro que al frente del gobierno tiene que defender la vida, porque en la Constitución Política del estado «está escrito de manera muy clara… se garantiza la vida de los guanajuatenses desde el momento mismo de la concepción hasta su muerte natural».

Recordó que cuando asumió el cargo de gobernador, había una controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el tema –respaldada por el ayuntamiento de Uriangato, que cuando cambió a una administración panista se echó para atrás–. «Lo llevamos a la Corte, y afortunadamente echamos abajo esa demanda».

«En este sentido no tengo la menor duda –continúa el gobernador en la entrevista–. Aquí no puedes hablar de media vida. Aquí vida es vida…pero no nada más de manera institucional, para mí esto es de manera personal, y como católico lo digo de manera muy clara. No puedo traicionar mis principios», subrayó.

Más adelante, el entrevistador le pregunta si no «tiene temor» de hablar de la religión que profesa y ofender a los guanajuatenses que no son católicos. El gobernador recordó que fue seminarista por 9 años y que creció en el seno «de una familia tradicional, católica». «El día que reniegue de mi fe, la verdad no tengo cara para estar frente a una cámara».

Miguel Márquez también ofreció seguir trabajando «para que esta cultura de la vida se siga regando en nosotros, en nuestros hijos y en las futuras generaciones».

En una segunda entrevista, el mandatario es interrogado sobre sus razones «para decir sí a la vida», desde un punto de vista filosófico, de acuerdo con la publicación católica. En esta parte, Márquez alude al Derecho Natural. «Tú lo ves en cualquier ser vivo. Lo que busca de manera natural es la vida, preservar la especie…este es un fin primario de cualquier ser vivo».

Relacionó esta reflexión con el programa de promoción de valores que su gobierno realiza a través del DIF estatal, los cuales, aseveró, «nos unen a todos» independientemente de la ideología y de la religión. «Los valores son para vivirlos. Y son valores porque valen hoy, valen mañana y valdrán siempre. Como lo es la honestidad, como lo es el ser solidario con los demás, como lo es la honestidad. No se vale ser honesto hoy, y mañana ¡quién sabe!».

PUBLICIDAD