Inicio Noticias de la Iglesia Espiritualidad Liturgia Biblia Conoce y defiende tu fe
Historia de la Iglesia Las Vidas de los Santos Lecturas de la Santa Misa María Radio Catedral Libros

PUBLICIDAD

Artículos y Noticias

Lanzan primer videoclip del disco de Sor Cristina



ROMA, 20 Oct. 14 / 01:49 pm (ACI).- Sor Cristina Scuccia, la religiosa ursulina que ganó The Voice Italia, lanzó como primer sencillo de su disco una versión propia de la canción “Like a virgin” de Madonna. Sabe que será blanco de críticas pero explica que no tiene voluntad “de provocar o de escandalizar”.

En una entrevista concedida al diario L’Avvenire de la Conferencia Episcopal Italiana, Sor Cristina explica su decisión: “leyendo el texto, sin dejarse influenciar por los precedentes, se descubre que es una canción sobre la capacidad del amor de hacer nuevas a las personas, de rescatarlas de su pasado. Y es así que he querido interpretarla. Por eso la hemos transformado del pop, a una balada romántica (…) a algo más parecido a una oración laica que a una canción pop”.

Su nuevo disco saldrá a la venta el próximo 11 de noviembre bajo el sello Universal y en iTunes ya es pública la lista de las canciones que lo integran, entre las que destacan “No One” de Alicia Keys; “Try”, “Somewhere only we know”, “Blessed be your name”, entre otras; y dos canciones inéditas “Fallin' Free” y “L'amore vincerà” (el amor vencerá).

Sor Cristina asegura que está “abierta a cualquier crítica porque en este álbum hemos trabajado con honestidad y seriedad”, y cuenta que la cantante estadounidense Madonna aún no ha escuchado esta versión de Like a virgin, pero “me gustaría verle la cara cuando lo haga y cuando le diga que es una religiosa la que está cantando”.

Al ser consultada sobre si la casa discográfica (Universal) la obligó a cantar este tema, Sor Cristina se reafirma en que ha sido una decisión propia y dice estar “contenta” ante el resultado del tema y su videoclip grabado en Venecia. “Queríamos transmitir serenidad y poesía. Creo que lo hemos logrado”.

Ante la fama que alcanzó por su participación en The Voice, la religiosa señala que “me siento pequeña ante todo esto. Tengo 26 años, soy chica, pero sé que tengo una gran responsabilidad. Sé que debo dar un testimonio y lo hago de buena gana porque tengo el entusiasmo de haber encontrado a Cristo y quiero que todos lo encuentren”.

Sor Cristina confiesa luego que se arrepiente “a veces” de haber participado en The Voice debido a la “curiosidad casi morbosa de los medios. Algunos fotógrafos me seguían por todos lados. He hecho hasta ‘saltos mortales’ para ir a Misa sin que me vieran”.

Para soportar la presión de los medios luego de su victoria, explica, “me encerré aquí, en la comunidad. He hecho silencio y he rezado mucho. Me he concentrado porque debía renovar mis votos temporales, he cuidado lo más importante para mí: mi vida espiritual”.

Al ser preguntada sobre si se hace la idea de que será una estrella mundial, la religiosa dice que “no es fácil. Lo que me permite tener los pies en la tierra es pertenecer a una comunidad que me ayuda y me protege. Y saber que soy un instrumento en las manos de Dios, no una estrella. Sé que es difícil de creer, pero si pudiera esconderme, lo haría de bueno gana. Soy una muchacha insegura y llena de miedos. En el escenario parezco segurísima, pero por dentro tiemblo como una hoja”.

¿Entonces, por qué no dejar todo esto?

“Porque tengo un gran don: mi voz. Y no puedo esconderlo, debo hacerlo fructificar por un bien más grande. Por la comunidad. Y además mi lado inseguro me ayuda – con las otras hermanas – a estar siempre algunos pasos detrás y a que no se me suba a la cabeza”.

Considerando que ha hecho votos de pobreza, los fondos que se obtengan por la venta del álbum “los usaremos para subvencionar los proyectos benéficos de la congregación. Para nuestra casa en Brasil, pero también para un proyecto en mi Sicilia, donde no falta la pobreza. Me gustaría ayudar también a otras asociaciones. En todo caso, cualquier opción, la haré con toda la congregación”.

Respecto a quienes critican su paso por la televisión, Sor Cristina dice que “mi mejor respuesta para quien piensa así no soy yo sino el Papa Francisco. La Iglesia, como lo demuestra él, está viva. Debe salir, encontrar a las personas. Y luego cada uno debe poner al servicio de la comunidad los propios talentos, incluso corriendo el riesgo de ir contracorriente”.

L’Avvenire cuestiona a Sor Cristina: “el 2015 será el año dedicado a la vida consagrada. ¿Se siente un instrumento importante para divulgar la belleza o su fama podría convertirse paradójicamente en algo engorroso que podría convertirse en una forma de tropiezo? ”

La religiosa responde que “yo me siento un instrumento humilde que espera poder ser útil a la Iglesia en un año tan importante para la vida consagrada. Me han hecho una propuesta para participar en un evento en el Vaticano. Si lo consideran útil, estaré feliz de dar mi aporte”.

PUBLICIDAD