Inicio Noticias de la Iglesia Espiritualidad Liturgia Biblia Conoce y defiende tu fe
Historia de la Iglesia Las Vidas de los Santos Lecturas de la Santa Misa María Radio Catedral Libros

PUBLICIDAD

Artículos y Noticias

“ME HUBIERA GUSTADO QUE ME LLAMARAN PADRE BENEDICTO”
aciprensa, 9 de diciembre de 2014.  “Tras la renuncia me hubiera gustado que me llamaran ‘Padre Benedicto’, si hubiera tenido más fuerzas en ese momento lo habría pedido”, es una de las afirmaciones más significativas de la entrevista realizada en la edición dominical del periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung.

El Papa emérito concedió una entrevista -según AICA tal vez sea mejor calificarla de coloquio de media hora- con el periodista Joerg Bremer. Entre los temas abordados por Benedicto XVI está también la reelaboración, en vista de la publicación del cuarto volumen de su Opera omnia, de las conclusiones de un ensayo suyo de 1972 a propósito de la indisolubilidad del matrimonio y de la posibilidad de conceder la Eucaristía a las personas divorciadas vueltas a casar.

El periodista le pregunta si de esta manera quiso adoptar una postura en el Sínodo de los Obispos sobre la familia, recientemente celebrado en el Vaticano, a lo que el Papa emérito lo calificó como “una total tontería”, ya que no intervino ni ha querido intervenir en las cuestiones tratadas en el sínodo extraordinario sobre la familia y la revisión del volumen se hizo antes del Sínodo.

El texto publicado en la web del periódico (“Ein Besuch bei Vater Benedikt Una visita al padre Benedicto) no está bajo la modalidad pregunta-respuesta sino que sigue más bien una forma narrativa, tiene la ventaja de seguir un discurso lineal pero presenta el inconveniente de no conocer cuál fue exactamente la pregunta y la respuesta en su integridad y contexto.

El autor de la nota destaca que el Papa emérito confirmó que mantiene “contactos óptimos” con el Santo Padre Francisco. “Trato de ser lo más silencioso posible”.

Finalmente el Papa emérito se refirió a la Navidad, y especialmente recordó laTierra Santa, la tierra de Jesús, y Benedicto XVI, biógrafo de Jesús, señaló que “Jesús no era sólo espíritu y su dimensión terrenal es importante para la fe de los hombres”.

Al momento de los saludos, Benedicto le mostró al periodista medallas y recuerdos del pontificado: “puede guardarlos si lo desea, pero mientras no alimente con ello el culto a la personalidad”, bromeó.

PUBLICIDAD