Inicio Noticias de la Iglesia Espiritualidad Liturgia Biblia Conoce y defiende tu fe
Historia de la Iglesia Las Vidas de los Santos Lecturas de la Santa Misa María Radio Catedral Libros

PUBLICIDAD

Artículos y Noticias

Cardenal revela las claves para evangelizar una importante ciudad de Francia



Cardenal Philippe Barbarin
MADRID, 04 Dic. 14 / 10:46 am (ACI/EWTN Noticias).- El Cardenal Philippe Barbarin es el actual Arzobispo de Lyon, una ciudad en el interior de Francia de casi medio millón de habitantes. Francia es un estado laico y aconfesional, en el que el 51 por ciento de la población se declara católica mientras que el 31 por ciento son ateos o agnósticos.

El Cardenal Barbarin explicó recientemente a ACI Prensa las claves generales para la nueva evangelización en su arquidiócesis que se encuentra entre las grandes metrópolis de Francia y Europa.  

Para la evangelización “trabajamos mucho y nos ayuda leer la ‘Evangelii Gaudium’ del Papa Francisco, de los números 73 a 77 especialmente", en donde se habla de los desafíos de las culturas urbanas. "Ahí se dicen cosas muy concretas, pero hay que estudiar cómo cada uno lo puede aplicar en su diócesis, con la gente con la que vive”, afirma el Purpurado.

En ese sentido el Cardenal Barbarin ha destacado que para la evangelización es imprescindible “rezar, contemplar y escuchar a la gente”, por eso el Arzobispo destacó la importancia de “las nuevas redes sociales, la música, el deporte" en la difusión del Evangelio. "Hay nuevos aspectos que tenemos que descubrir de qué manera hacernos presentes”, dijo.

El Cardenal Barbarin explicó que la evangelización debe adaptarse a las personas que viven en la ciudad, por eso subrayó el dato de que Lyon tiene un gran porcentaje de estudiantes, por eso en la pastoral juvenil y universitaria  “hay que inventar nuevos modos que vayan con su manera de vivir. Haciendo hogares en donde se sientan acogidos y atraigan a los demás”.

El Arzobispo de Lyon subrayó también que a pesar de los nuevos modos de evangelizar no hay que perder de vista “lo esencial”, es decir “la liturgia, los grandes santuarios, las noches de oración”.

“Esto iba muy bien para los jóvenes hace 30 ó 40 años y todavía son muy buenas hoy, no es que haya que cambiarlo todo”, afirmó.

El Cardenal refiere que tiene gran esperanza porque son los jóvenes católicos de Francia los que proponen iniciativas y proyectos a la diócesis. Según declaró: “la energía de los jóvenes” es fundamental.


PUBLICIDAD