Inicio Noticias de la Iglesia Espiritualidad Liturgia Biblia Conoce y defiende tu fe
Historia de la Iglesia Las Vidas de los Santos Lecturas de la Santa Misa María Radio Catedral Libros

PUBLICIDAD

Artículos y Noticias

Inicio »

LEGALIZADA LA PRIMERA IGLESIA DE DEVOTOS A LA MARIHUANA

En realidad, una forma de sortear la ley que prohibe el consumo de drogas en Indiana

En el estado de Indiana, EE.UU., la oficina de impuestos ha otorgado el estatus de exención de impuestos a la First Cannabis Church, una iglesia de devotos al consumo de la marihuana.

Aun siendo ilegal el uso de esta droga en el estado de Indiana, al recibir la excepción y ser considerada una institución religiosa, ha sido capaz de sortear la ley. La Iglesia del Cannabis tiene como tema central  de su religión el uso de la planta, eso sí, dentro del "recinto sacro": "animamos a nuestros miembros a consumir la planta en nuestra iglesia, la cual es un santuario, una zona segura", afirmó Bill Levin, "pastor" de la iglesia.

Bill Levin, "pastor del Ministerio de Amor" y fundador de esta iglesia, dijo en declaraciones a la prensa que ellos no adoran a la marihuana: "nosotros celebramos la gran aventura de la vida, es un suplemento (la marihuana) para nuestros cuerpos y mentes, nos acerca mutuamente y nos acerca al amor".

La cuestión es que hoy es posible, dentro de la legalidad, que exista una iglesia dedicada al consumo de droga, y que funcione en un estado donde es ilegal su consumo hasta por razones médicas.

El argumento legal en el que se ha amparado esta curiosa iglesia es el hecho que el Congreso de la nación ha aprobado leyes salvaguardando la libertad religiosa de grupos de Indios Nativos americanos, los cuales en algunos casos consumen peyote como parte de sus celebraciones rituales.

La decisión final no ha sido tomada, falta por ver si el gobierno estatal aprueba esta nueva denominación religiosa. Mientras tanto, la Iglesia del Cannabis piensa tener su primera congregación publica este primero de julio, para la cual se espera una masiva participación.

"Ofrecemos una nueva manera de vivir, de ser felices", ha dicho su pastor Bill Levin.

O como decía André Frossard en su libro 36 pruebas de la existencia del diablo: La religión ya no es el opio del pueblo, sino que el opio se ha convertido en la religión del pueblo. 


PUBLICIDAD